El uso de Sistemas Cibernéticos de Pago en el lavado de dinero

El uso de Sistemas Cibernéticos de Pago en el lavado de dinero

El crecimiento y desarrollo de los mercados financieros globales hacen mas fácil la comunicación y el comercio entre países, que hace 80 años atrás, no se imaginaban que pudieran estar llevando a cabo transacciones monetarias tan fácil como oprimir un botón en una computadora. Esto ha ayudado a mejorar la relación y el mercadeo entre diferentes naciones. Pero así como se ha logrado con la tecnología mejorar actividades tan legítimas como el comercio, también han facilitando lo que se conoce como lavado de dinero. Países con leyes que protegen la privacidad bancaria están directamente conectados a países con leyes para reportar las transacciones bancarias. Estos dos intereses económicos, el de proteger la privacidad de una persona vis a vis el reportar a las agencias gubernamentales las transacciones sospechosas, hacen posible el depósito de dinero sucio en un país poco reglamentado y la transferencia del mismo a cualquier otro con mayor restricciones. Se crea una red económica subterránea, la cual sustenta y alimenta tanto las actividades delictivas como los actos terroristas.

El lavado de dinero ocurre en casi todos los países del mundo. Un solo esquema de lavado de dinero puede envolver la transferencia a través de varios países para obscurecer sus orígenes. Mientras más difícil es rastrear en donde surge la raíz de una transacción, mas difícil es poder obtener la convicción de una empresa criminal organizada.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), en una sesión especial del 10 de junio de 1998 estudió el problema y determinó como afecta mundialmente esta actividad. Nos dicen que:

“The infiltration and sometimes saturation of dirty money into legitimate financial sectors and national accounts can threaten economic and political stability…money laundering impacts financial behavior and macroeconomic performance in a variety of ways including policy mistakes due to measurement errors in national account statistics; volatility in exchange and interest rates due to unanticipated cross border transfers of funds; the threat of monetary instability due to unsound asset structures; effects on tax collection and public expenditure allocation due to misreporting of income; misallocation of resources due to distortions in asset and commodity prices; and contamination effects on legal transactions due to the perceived possibility of being associated with crime.”

Son empresas subterraneas las cuales trabajan con cantidades de dinero, a veces inimaginables. “Depending on which international agency you ask, criminals launder 



























































 anywhere between $500 billion and $1 trillion worldwide every year. The global effect is staggering in social, economic and security terms.”

Entonces, al día de hoy, el lavado de dinero es cómplice y partícipe directo del problema número uno el cual sufre el mundo entero, el económico. Entre otras cosas, afecta los recaudos de impuestos de los gobiernos, pues al existir ingresos los cuales se utilizan para hacer riquezas, pero no se reflejan para aportar económicamente al funcionamiento de los estados, merman los recaudos fiscales. Por lo que el estado se ve obligado a recortar gastos, empleados se ven afectados al perder empleos y los comercios decaen por el pobre consumo de las personas.

Pero, ¿Qué es el lavado de dinero? ¿Cómo funciona esta actividad? ¿Quiénes la llevan a cabo? Al día de hoy, ¿está la tecnología aportando a estas actividades ilegales? ¿Cuan cerca estamos nosotros de sistemas que ayuden a llevar a cabo estos delitos? ¿Cuan activa esta la comunidad global para trabajar con este problema?

Download the PDF file .

Descarga